14 Muestra Joven ICAIC: cada vez más cerca

Reportaje

Por Hilda Rosa Guerra Márquez

Menos de 15 días faltan para el comienzo de la 14 Muestra Joven ICAIC, la cual acogerá, el 31 de marzo al 5 de abril, un total de 47 obras en concurso, entre las categorías de ficción (22), documental (19) y animación (6).

La directora del evento, Marisol Rodríguez, informó en conferencia de prensa que un elemento importante en esta edición es la presencia de largometrajes documentales en competencia, pues usualmente en este apartado solo compiten cortos y mediometrajes.

“También la sección Haciendo Cine ha recibido en esta ocasión proyectos de mayor calidad, y no solo en cuanto a su contenido, sino también a su presentación, diseños de presupuestos y cronogramas de producción. Los proyectos han sido concebidos con mayor madurez y profesionalismo a pesar de que los autores son muy jóvenes”, explicó Rodríguez.   

Juan Carlos Calahorra, miembro de la junta directiva de la Muestra y director de Bisiesto, diario de la cita, comentó que un rasgo notable de algunas de las obras que concursan es la demostración que hacen de los comienzos de lo que puede ser la poética personal de sus autores. Sugirió, entonces, prestar atención a filmes como Crepúsculo (Juan Pablo Daranas) y París, puertas abiertas (Marta María Borrás), ambos de ficción; y a los documentales Materia prima (Sergio Fernández), Hotel Nueva Isla (Irene Gutiérrez y Javier Labrador), y Antígona el proceso (Lilián Broche y Yaima Pardo).

Por otra parte, el homenaje que la Muestra hará al importante documentalista cubano Nicolás Guillén Landrián se mantiene como lo más significativo este año.

“Las obras que concursan en la Muestra, incluso, las de Haciendo Cine, siguen bebiendo de Guillén Landrián. Hay una influencia de este gran maestro dentro de su poética”, aseguró Rodríguez.

Parte de la documentalística de Landrián será proyectada durante todos los días de duración de la Muestra en el cine Chaplin, en las tandas de las 3:00 p.m., 5:30 p.m. y 8:30 p.m., y una exposición de varias obras de la plástica del realizador, cedidas para la ocasión por su viuda, Gretel Alfonso, ocupará el lobby de esta sala.

“La obra plástica de Guillén Landrián es extraña, sorprendente, completamente enloquecida, pero realmente uno valora que haya pensado también otra manifestación artística. Creo que va a ser toda una sorpresa, y puede gustar o no, eso no es importante, lo que realmente interesa es poder contemplarla por primera vez”, comentó Sara Vega, asesora general de la Muestra.

La mesa homenaje El mito y el legado, también estará dedicada al autor de Coffea Arábiga, en la cual participarán varios especialistas para dialogar sobre la obra de Guillén Landrián.

El día 31 será la apertura fílmica de la Muestra con la proyección del largometraje de ficción La obra del siglo, de Carlos M. Quintela, una película, según palabras de Vega, muy diferente a lo que se está haciendo actualmente en Cuba en materia de audiovisual, extraordinaria en el sentido de su visualidad e importante por el hecho de tratar con valentía y honestidad un tema difícil para la sociedad cubana.  

Nuevamente, en esta ocasión los cines Chaplin y 23 y 12, así como las salas Charlot y Titón, y el Centro Cultural Cinematográfico (C.C.C.) Fresa y Chocolate serán sedes del evento, que también tendrá su espacio en la Fábrica de Arte Cubano y el Pabellón Cuba.

Queda solo entonces esperar el comienzo de la cita que, como cada año, pretende mostrar parte del quehacer joven audiovisual cubano, su diversidad de temas, enfoques y estéticas.