Centenarios: Ann Sheridan

Noticia

Joven y muy atractiva, la estadounidense Clara Lou Sheridan ganó un concurso de belleza que incluía aparecer en una película de la compañía Paramount, lo que le permitió firmar un contrato y rodar su primer trabajo, Search For Beauty (1934).

Tenía 19 años y había nacido en Denton, Texas, el 21 de febrero de 1915. Tras breves roles en dos docenas de filmes de la Paramount sin constar en los créditos, le llegó su oportunidad en 1936, cuando fue contratada por la Warner Brothers y cambió, de paso, su nombre por el de Ann.

A partir de entonces la hermosa pelirroja sería nombrada The Oomph Girl y se convertiría en el sex-symbol por excelencia de la Warner. Ann Sheridan haría una buena carrera que le permitiría convertirse en una popular actriz de finales de los años treinta y década del cuarenta, y acumularía cerca de cien títulos entre producciones de cine y televisión a lo largo de cuarenta años delante de las cámaras.

Sheridan se hizo popular y recibió buenas críticas por trabajos tan reconocidos como Ángeles con caras sucias (1938), junto a James Cagney y Humphrey Bogart; La pasión ciega (1940), donde fue arropada por George Raft, Ida Lupino y Humphrey Bogart; Dodge City (1939) y Rebelión (1943), al lado de Errol Flynn; compartió protagonismo con Bette Davis en El que vino a cenar (1941) y con Ronald Reagan, Robert Cummings y Betty Field en una de sus mejores películas, Cumbre de pasión (1942).

Pero tras el éxito de La novia era él (1949), junto a otro actor muy taquillero, Cary Grant, su carrera comenzó a declinar y en los años cincuenta filmó pocas cintas sin notables resultados, por lo que empezó a laborar en la televisión en series como The Ford Television Theatre (1953-1957), Lux Video Theatre (1953-1957), y Playhouse 90 (1957), labor que se extenderá a la siguiente década en Another World (1965-1966) y Pistols ‘n’ Petticoats (1966-1967), última entrada en su filmografía. Ann Sheridan falleció, víctima de cáncer, el 21 de enero de 1967. Tenía 51 años de edad.

Quedó para la posteridad un puñado de películas muy atractivas para el público que siempre recordaremos y una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en el 7024 de Hollywood Boulevard, por su contribución a la industria cinematográfica.