Sagua, la aldea encantada: videojuego de los Estudios de Animación

Noticia

Imágenes cortesía Estudios de Animación ICAIC

El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) cumplirá el 24 de marzo su aniversario 56 de creación. La mayor productora audiovisual del país ha programado para celebrar su onomástico varias actividades, y entre ellas el lanzamiento del primer videojuego producido por los Estudios de Animación del ICAIC: Sagua, la aldea encantada.

El sábado 28 de marzo, a las 10:30 a.m. en el cine Chaplin será el lanzamiento de Sagua…, que se comenzará a comercializar ese día en formato DVD.

La nueva línea de producción abre todo un campo de entretenimiento para el público interesado en los videojuegos. Al decir de la productora de Sagua…, Liliana Álvarez, los Estudios asumen el videojuego “como un producto audiovisual más. Esta es una línea de trabajo que no estaba explotada, como se hace en otros países, en los que salen las películas acompañadas por toda una campana de merchandising que incluye, entre otras cosas, videojuegos”.

Por su parte, el director y programador del proyecto, David Clares, adelantó en exclusiva a Cubacine que Sagua, la aldea encantada es un juego de obstáculos; tiene puzzles y trampas que se deben sortear para ganar. Se desarrolla en tercera persona y tiene un nivel de dificultad medio-alto. Está pensado para un público a partir de siete años”.

El proyecto está basado en la historieta homónima escrita por Tahimí Tovar e ilustrada por Arturo Palacios. El libro verá la luz bajo el sello Ediciones ICAIC y se lanzará conjuntamente con el videojuego, según adelantó la productora a nuestro Portal.

Sin querer adelantar mucho de la historia, los entrevistados solo dijeron que la trama versa sobre un niño llamado Tomás que debe salvar a su aldea de una terrible maldición. Los tres niveles que conforman la saga se desarrollan en una mina, un bosque y finalmente en el desierto. En cada uno de ellos el jugador debe superar obstáculos como plantas carnívoras, cactus boxeadores y golems guardianes. 

El equipo que desarrolló el videojuego es muy pequeño, “siete u ocho especialistas que nos repartimos todos los roles”, comentó Clares, quien agregó que el proceso de realización duró cinco meses. El entrevistado aclaró que “es un juego pequeño, que requiere de tres a cuatro horas de actividad.”

Actualmente el mismo equipo de trabajo desarrolla un segundo videojuego. “Estamos en la fase de preproducción, aún no tenemos un nombre definitivo. Será una aventura gráfica, diseñada para adolescentes, a partir de los once años. Al jugador se le asignan misiones, debe solucionar acertijos”, dijo Álvarez, quien fue asistente de producción del largometraje animado Meñique (Ernesto Padrón, 2014).