Contar con voz propia

Noticia

La Muestra Joven ICAIC ensancha su horizonte de actividades con la realización sistemática de cursos que den a los nuevos realizadores las herramientas necesarias para contar sus historias. Recientemente en el quinto piso del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), donde radica la oficina del evento, se dieron cita animadores de varias provincias para formar parte del taller Guion para la animación, impartido por los chilenos Carlos Bleycher y Gabriel Osorio.

Guionista el primero y realizador el segundo, ambos llegaron a La Habana con muchas expectativas acerca de la emergente animación cubana. Durante una semana compartieron con cineastas de la Isla sus inquietudes acerca del género animación, oportunidad que fue posible gracias a la gestión de la Embajada de Chile en Cuba y a la Muestra Joven ICAIC.

“Estoy muy asombrado del nivel técnico y de arte de la animación que se hace en Cuba. Nosotros vinimos a impartir un curso, y ahora quisiera que ellos fueran a Chile a enseñar su trabajo. En los encuentros básicamente lo que hicimos fue estudiar cómo construir una historia de una manera simple. También comentamos acerca de la distribución de los materiales. Es una pena que películas de tanta calidad no salgan al mercado internacional”, dijo Osorio, quien dirige desde 2008 el estudio de animación Punkrobot, radicado en Santiago de Chile.

Por su parte, Bleycher declaró en exclusiva a nuestro Portal que “el nivel de conocimiento de guion y animación de los estudiantes es muy alto. Particularmente yo quedé muy satisfecho, creo que son muy buenos. A pesar de que no tienen estudios de cine, al comenzar a darles las clases nos dimos cuenta de que manejan muy bien los conceptos, gracias a su empirismo. Sentí que hablamos el mismo idioma”.

Ambos suramericanos declararon a nuestro Portal que su único referente de animación cubana era Vampiros en La Habana (Juan Padrón, 1985), un clásico de nuestra filmografía.

“Es una película que me encanta, pero no conocía mucho más que eso. Había escuchado hablar muy bien de la Escuela de San Antonio de los Baños, en Chile tiene mucho prestigio. Al llegar aquí me quedé felizmente sorprendido, no solo por la cantidad, sino la calidad de la producción de animados que hacen”, concluyó Bleycher, quien comparte su tiempo entre la escritura de guiones y su trabajo docente en la Universidad de Artes, Ciencias y Comunicación (UNIACC).

El cortometraje Bear Story, escrito y dirigido por Osorio, ha obtenido importantes premios internacionales como Animamundi, RiverRun Film Festival y Klik! Amsterdam Film Festival. Actualmente el chileno dirige Punkrobot e imparte clases en la Universidad de Las Américas (UDLA).

Los alumnos

Marcos Menéndez, quien se alzó ganador en la 14 Muestra Joven con su corto Un día más (2014) en la categoría de Animación, declaró a nuestro Portal que lo más productivo de este encuentro fue que cada participante pudo presentar sus trabajos, sus ideas, y recibió consejos no solo de los profesores, sino también de sus colegas.

“Los profesores tienen muy claro cómo desarrollar un proyecto. Este curso ha sido muy importante para desarrollar la fase en la que nos encontramos casi todos los participantes: la preproducción de nuestras películas”, comentó el también director de Lluvia de estrellas (2011).

Uno de los aspectos que abordó el curso fue la construcción de un guion, cómo contar una historia en un corto de animación. Este rubro es uno de los más criticados por los especialistas en cine, pues muchos materiales que se exhiben en la Muestra Joven carecen de historias sólidas.

“Con la llegada de las computadoras muchos comenzamos a hacer animados, a explorar una estética, más que a contar algo… Pero han aparecido algunos realizadores con sello propio, como Víctor Alfonso Cedeño, El Muke, Alien Ma, los realizadores de los Estudios Anima… Ellos están haciendo historias que me parecen importantes”, dijo Menéndez, quien ha participado varias veces en la Muestra.

“En el curso vimos cómo hacer un guion clásico. Creo que debemos empezar por lo básico, para luego contar nuestras ideas”, concluyó el realizador.

Otro de los asistentes a la cita fue el villaclareño Josué García Gómez, artista plástico devenido realizador de animación. El curso le dio la oportunidad de presentar a profesores y colegas su más reciente proyecto.

“En estos momentos solo tenemos el story board, queda mucho trabajo por delante”, dijo García a nuestro Portal. “Espero que podamos terminarlo en tiempo y lo acepten en la Muestra del año que viene”.

García compitió en la 14 Muestra con el cortometraje Un horizonte similar (2015), en el que se desempeñó como productor.

“El curso nos ha servido para conocer nuevos programas de animación, nociones de guion, cómo distribuir un corto, cómo organizar el trabajo en equipo…”, declaró a Cubacine.

Cada uno de los realizadores se lleva consigo los conocimientos y la inspiración que encontraron en estos días de animada conversación. Ahora solo nos resta a nosotros, los espectadores, aguardar por la 15ta Muestra Joven ICAIC. Cuando se apaguen las luces del cine, seguramente veremos proyectada alguna de las historias compartidas en estos días.  

(09-15/07/2015)