París, y lo dura que es la vida

Comentario

Encuentro, atracción, competencia y sacrificio son elementos que se atrapan, desde un primer vistazo, de la historia del cortometraje de ficción París, puertas abiertas, de la realizadora Marta María Borrás, que se proyectará próximamente en La Rampa junto al largometraje Frank.

“La vida es dura caballo”, una frase popular sobre uno de los cuentos de León Tolstoi y quizás la más adecuada para los personajes que nos presenta esta directora, graduada de Artes Escénicas en la especialidad de Teatrología en el Instituto Superior de Arte (ISA).

 

paris.jpg

 

La melodía de música de cámara narra la breve historia de un hombre (Alexis Díaz) y una mujer (Clara González), que solicitan una beca para violinistas en Francia. Los resultados se publican tras una corta relación condenada al distanciamiento.

Con ausencia de diálogos, Luis Alberto Mariño, a cargo de la banda sonora junto a Rubén Valdés, propone una exposición de emociones a través de violines donde las miradas, los gestos y la música roban toda la atención.

El corto, con guion de la directora, y Ernesto Calzado Llanes en la dirección de fotografía, recibió la mención especial de ficción en la 14 edición de la Muestra Joven ICAIC y el premio colateral otorgado por la ARACNEDC.

(16-22/ 07/ 2015)