Play it, Sam

Noticia

“Play it once, Sam. For old times’ sake. Play it, Sam. Play As time goes by

Ingrid Bergman (Casablanca, Michael Curtiz, 1942)

 

Sin dudas, una de sus interpretaciones más populares. Su mirada perdida y los recuerdos en la expresión de su rostro. Un reencuentro con una historia de amor que no envejece. 

Una de sus biografías relata que cuando Ingrid Bergman le dijo a su tío que quería ser actriz, este se negó porque en aquella época era mal vista tal profesión, pero ella se convirtió en una gran estrella de cine luego de su debut a los 16 años.

En homenaje al centenario del nacimiento de esta mujer la Cinemateca de Cuba realizará una exposición fotográfica en su sede, ubicada en el cine 23 y 12. La muestra es resultado de la colaboración de la Embajada de Suecia en La Habana y el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC). Además, se hará una exhaustiva retrospectiva de su filmografía, que se exhibirá en la sala Charlot durante todo el mes de agosto.

ingrid_bergman.jpg

Detrás de la romántica Ilsa Lund de Casablanca (1942), así como de Juana de Arco (1948) o Anastasia (1956), o como la audaz Paula Alquist Andon en Luz que agoniza (Gaslight, 1944), Bergman resalta por su naturalidad y sus brillantes interpretaciones.

“La cosa más maravillosa para mí es provocar en el espectador lo mismo la risa que el llanto. Una obra de teatro o una película puede en ocasiones cambiar la vida de la gente”, dejó escrito en una de sus notas.

Según comentó a Cubacine Sara Vega, especialista de la Cinemateca, la exposición consta de 20 fotografías sobre la vida de Ingrid Bergman, nacida en Estocolmo el 29 de agosto de 1915. El propósito de la muestra es recordar su inolvidable carrera artística y divulgar el traslado de sede de la Cinemateca de Cuba hacia el cine de 23 y 12, un nuevo espacio donde el público podrá disfrutar de diferentes ciclos de cine y de distintas exposiciones temáticas en el espacio de la galería.

“En la medida de lo posible tratamos de cubrir el espacio expositivo con propuestas novedosas y atractivas. Anteriormente ya se había hecho una gran retrospectiva del director sueco Ingmar Bergman, ahora con este nuevo ciclo de Ingrid Bergman, además de sus filmes, también se podrá disfrutar de una exhibición de fotos de sus películas y sobre distintas etapas de su vida”, explicó Vega.

El primer éxito de Bergman lo obtuvo por su papel en Intermezzo (1936), protagonizando a una joven pianista que mantenía relaciones con un violinista casado (Cary Grant).  

Antes de ganar su primer Oscar por La luz que agoniza, dirigida por George Cukor, Ingrid ya había trabajado con los directores Gregory Ratoff, Victor Fleming, Michael Curtiz y Sam Wood, a quienes se sumaron también Alfred Hitchcock, Anatole Litvak, Robert Anderson, Roberto Rossellini, Ingmar Bergman, entre tantos otros.

“La vida es lo que hacemos de ella. He tratado de aprender de cada minuto de la vida, en mi caso, ha sido una buena vida, dramática en algunos aspectos, tal y como yo quise vivirla”, escribió la actriz sueca.

(6-12/ 08/ 2015)