Centenarios: Masaki Kobayashi

Masaki Kobayashi es un importante realizador japonés de su tiempo. Nació en Hokkaido el 14 de febrero de 1916 y de joven estudió filosofía en la universidad Waseda y trabajó en la compañía cinematográfica Shochiku, pero esto cambió bruscamente cuando cayó prisionero durante la guerra chino-japonesa. Al concluir el conflicto bélico, Kobayashi se hizo asistente y guionista del realizador Keisake Kinoshita antes de dirigir en 1952 Musuko no Seishun, primero de un total de 20 largometrajes realizados entre dicho año y 1985.

la-condicion-humana-1_0.jpg
La condición humana

Sin estar a la altura de otros cineastas nipones como Akira Kurosawa, Kenji Mizoguchi y Yazujiro Ozu, Kobayashi se labró un lugar en la historia del cine japonés especialmente por tres obras, la extraordinaria Harakiri (1963), Kwaidan (1964) y la trilogía La condición humana (1959-1961). Si Harakiri demostró el talento del cineasta en su incursión en el mundo de los samuráis, el otro filme demostró su versatilidad al narrar con éxito una historia de fantasmas. No obstante, su más famoso filme es La condición humana, un canto al pacifismo inspirado parcialmente en su dura experiencia personal como prisionero de guerra, interpretado por el actor preferido del cineasta, Tatsuya Nakadai.

El maestro Kobayashi acumuló veinte galardones durante su carrera, entre ellos el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cannes de 1965 por Kwaidan, si bien la mayoría de estas distinciones fueron otorgadas en Japón como reconocimiento a su talento y dotes expresivas. Quizás de todas, la más significativa fuera el premio a toda su carrera que le otorgara post-mortem la Academia de Cine de Japón en 1997. 

Masaki Kobayashi falleció el 4 de octubre de 1996 en Tokio. La Cinemateca de Cuba honra su memoria con la presentación de sus tres obras más famosas que incluye el estreno nacional de la trilogía La condición humana.

(11-17/ 02/ 2016)