El triunfo del talento

Una ópera prima es una puerta que se abre, una nueva oportunidad de conocer la lírica de un artista. Próximamente llegará a los cines cubanos el primer filme de Jonal Cosculluela, realizador de televisión que ha saltado al cine con Esteban (2016). En los cines Chaplin, Yara e Infanta (Sala 1) pueden disfrutar de esta cinta.

esteban-2.jpg

Reynaldo Guanche en Esteban, opera prima de Jonal Cosculluela

Según adelanta la sinopsis, el protagonista del filme, Esteban (Reynaldo Guanche), es un niño de nueve años que descubre por casualidad su talento innato para la música. Un día escucha, por casualidad, las notas de un piano. Poco a poco convence al profesor, Hugo (Manuel Porto), para que comience a darle clases. Gracias a su talento y tesón, el niño sobrepasa los límites materiales y los prejuicios morales de su entorno.

Esteban es una producción de la Casa Discográfica Colibrí, RTV Comercial y Mediapro, con la colaboración de la Asociación Hermanos Saiz (AHS). El Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) asume la exhibición en la Isla del material.

“Mi mayor deseo con esta película es que las personas sepan que pueden luchar por sus sueños, así estos parezcan inalcanzables”, apuntó Cosculluela, quien ha construido su carrera en el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT). En sus inicios fungió como sonidista, luego editor y finalmente director de dramatizados. Concluyó sus estudios en la Facultad de Arte y Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA) y actualmente realiza una maestría en la misma casa de estudios.

esteban-1.jpg
Yuliet Cruz y Manuel Porto en Esteban, opera prima de Jonal Cosculluela

El papel de madre de Esteban fue interpretado por Yuliet Cruz, actriz con una vasta carrera en el cine y las tablas cubanas. En conferencia de prensa, la intérprete alegó que sus personajes Sonia en Conducta y Miriam en Esteban no tienen puntos en común, aunque lo parezca. “Los artistas siempre estamos en riesgo de asumir papeles similares, pero este no es tiempo de desechar trabajos; es tiempo de hacer carrera”.

Acerca de su transformación física en este filme, la actriz abundó sobre su trabajo con Cosculluela y la diseñadora de vestuario, Celia Ledón.

“Miriam es un personaje muy bien perfilado en el guion de Amílcar Salatti, que se vio enriquecido con el trabajo de Celia y Yuliet”, apuntó el director.

Salatti, por su parte, agregó que el trabajo de Yuliet es lo que soñaba para el personaje. Sobre el proceso de creación del libreto, el escritor develó que tuvo cerca de diez versiones antes de quedar satisfecho con el resultado. “No me molesta reescribir. Estoy muy feliz con el resultado de la película”.

A su vez, el niño de la película, Reynaldo, dio detalles de su trabajo con Cruz y Porto. “Ella me ayudó mucho en las escenas en las que tenía que llorar: me dijo que pensara en alguien a quien quisiera mucho y de pronto no lo tuviera. Yo pensé en mi mamá”, confesó el novel actor, quien en la vida real estudia piano.

La música es un elemento fundamental en este filme, no solo porque la trama gira alrededor de un niño que desea convertirse en un ejecutante de piano, sino porque uno de los jazzistas más reconocidos del país compuso la banda sonora. Chucho Valdés, fundador de proyectos como Irakere, se sumó a la empresa luego de leer el guion.

“Chucho está en la película gracias a la productora, Maritza Ceballos, quien lo abordó un día. Le enviamos el guion y recibimos una llamada suya diciendo que le interesaba formar parte del equipo”, relató Cosculluela.

(14-20/ 04/ 2016)