Un padre del cual aprender

Autores: 

En el Día Internacional contra la Homofobia el Cineclub Diferente propone la aclamada obra de Mike Mills, Beginners (Principiantes), de 2010, en la que un hijo descubre ya en el lecho de muerte de su progenitor, quien este vivió una intensa vida con su pareja masculina.

beginners-1.jpg

 

Beginners (Principiantes, 2010), de Mike Mills.

Oliver, que así se nombra el joven, acaba de iniciar una relación con Anna, mujer irreverente y nada convencional. Pese a que nada sabe del mundo en que habitó y se relacionó el padre, el hijo rememora sus enseñanzas, enriquecidas por los comentarios que le hace quien fuera el compañero sentimental de aquel; todo ello le sirve para que su vínculo erótico con su novia sea pleno y vital.

Estamos ante un filme que nos lleva de una sorpresa a otra, que borda su relato con una inteligente ironía no ausente de ternura y nobleza (que ha hecho vislumbrar en algunos colegas la huella creadora de un Wong Kar-wai) y donde sobre todo, no interesan en lo absoluto las tendencias de la sexualidad: sean hetero u homo, lo que importa es la entereza del sentimiento, la dimensión de la entrega, la ósmosis que debe lograrse con el otro.

Son dos vidas que se reescriben, que se reinventan y avanzan a medida que desarrollan su capacidad de conocimiento: una en el pasado y otra en el hoy mismo, pero que confluyen en ese punto ajeno al tiempo donde lo que vale es la capacidad de crecer, la altura a alcanzar.

Son principiantes, sí, como anuncia el filme desde su título, en aquello de aprender a amar y entregar(se) y resulta muy válido el mensaje por los prejuicios que aún subsisten sobre la descendencia de los hombres homosexuales respecto a hijos generalmente heteros: algunos siguen pensando, y predicando, que estos heredarán la orientación de sus progenitores, y/o que nacerán torcidos y frustrados espiritualmente: Beginners acribilla desde una plataforma conceptualmente superior tales preconceptos y eleva la paternidad hacia su justa dimensión: lo que un padre debe trasmitir a un hijo es no solo amor sino el difícil aprendizaje en este complejo tema; o sea, no solo amar sino aprender a amar, algo que el progenitor y su heredero en esta obra intercambian desde el legado, el recuento y el recuerdo.

Puesta en pantalla sobria y elegante (fotografía, música, edición…) encierra también dos brillantes actuaciones: la de Christopher Plummer (Globo de Oro, BAFTA y Oscar al mejor secundario) y Ewan McGregor, aunque el resto del elenco se destaca también.

Filme reconocido en no pocos y prestigiosos certámenes internacionales, Beginers será una extraordinaria celebración en la Jornada Cubana contra la Homofobia, y otra lección magistral no solo de cine, sino en torno a la siempre difícil relación entre padres e hijos, esta vez dentro del género masculino.

(12-18/ 05/ 2016)

Tomado de: Cartelera Cine y Video.