El cine ha sido siempre un espectáculo

Comentario

Autores: 

Entre los ciclos más atractivos de esta segunda franja en la programación especial de vacaciones sobresale Doce Aventuras para un Verano Distinto. No olvidemos que desde sus inicios el séptimo arte ha sido, en buena medida, una cita con la adrenalina y la acción, algo que, si bien en los últimos tiempos ha exacerbado el (ab)uso de efectos especiales con frecuencia vacíos de contenido, sigue entregando un género buscado y esperado.

En este caso, asistimos a un amplio espectro, por demás representativo de las diversas líneas en que se subdivide el llamado “cine de género” en su modalidad más movida: capa y espada con trasfondo histórico de relativa veracidad, lo cual a los efectos de los resultados fílmicos no es realmente muy importante (La espada vengadora; las dos partes de El corredor del laberinto; Príncipe de Persia; Espartaco); el oeste, tanto en una tendencia post incorporando desde una perspectiva crítica y enjundiosa lo mejor de la tradición en el género (Pequeño gran hombre, de Arthur Penn) que la polémica versión italiana conocida como westernspaghetti (El bueno, el malo y el feo, de Sergio Leone); el mundo de los zombis que a la vez juega con el recurrente “cine dentro del cine” (Súper 8), la ciencia ficción (Stardust) o esa especie de subgénero que ha devenido la “búsqueda de tesoros (siempre) escondidos” (Mojin, la leyenda perdida).

No podía faltar en esta apretada pero significativa muestra, ideal para los rigores del verano, el cine detectivesco, que tiene en el más afamado de sus sabuesos, toda una saga fílmica (esta vez con uno de los más recientes títulos: Sherlock, la novia abominable) ni un clásico del extinto cine soviético de corte histórico, pero que merecen conocer los más jóvenes y recordar los que ya no lo son (Fue leal para enemigos y para amigos traidor, del exquisito Nikita Mijalkov).

Como puede apreciarse, el ciclo abarca no solo varias décadas (desde mediados de los 60 del pasado siglo hasta hoy) y países (Estados Unidos, Italia, la antigua URSS, Reino Unido, China…), sino los más diversos estilos y variantes de un cine que sigue moviendo grandes masas de espectadores.

Claro que no todo detenta la misma calidad ni siempre los realizadores trascienden el interés de entregar al público un mero divertimento, pero lo que veremos en estos días aventureros de seguro alterará la sangre hasta de los más pasivos, quienes abandonarán la sala cinematográfica conscientes de que el cine es, sigue siendo en no poca medida, un gran espectáculo.

(11-17/ 08/ 2016)

Tomado de: Cartelera Cine y Video.