Agramonte: entre la manigua y la gran pantalla

Noticia

El Mayor, proyecto cinematográfico del director cubano Rigoberto López, ya se encuentra en fase de preproducción. Se trata de una producción del ICAIC que cuenta con el decisivo apoyo del MINCULT y las FAR, junto a las instituciones camagüeyanas. Con Cubacine conversó el realizador sobre tan ansiado filme.

La película transcurre desde la niñez del importante patriota cubano Ignacio Agramonte, conocido como El Mayor, hasta su muerte en 1873. “Se trata de lograr una historia que combine el amor apasionado y de leyenda entre Agramonte y Amalia Simoni –obstruido por la guerra– con los conflictos internos que ocurren en las contiendas, como las diferencias entre el Mayor y Carlos Manuel de Céspedes”, explicó López.

“El guion fue construido de manera rigurosa entre Eugenio Hernández Espinosa y yo, con la asesoría del escritor y guionista de cine, radio y televisión, Eliseo Altunaga. Durante la escritura bebimos de muchos libros, sobre todo biografías de Agramonte y Amalia, y consultamos varios historiadores”, agregó.

Por ser una película de época, El Mayor requiere el despliegue de grandes recursos y arduo trabajo. También estará poblada de actores, pues el guion incluye múltiples personajes, entre ellos, importantes figuras de la historia de Cuba como Salvador Cisneros Betancourt, Francisco Vicente Aguilera, Julio Sanguily y Henry Reeve.

“Uno de los grandes desafíos que tengo por delante es realizar un riguroso casting”, confesó el director.

El Mayor, cuya fotografía estará a cargo de Ángel Alderete, será rodada enteramente en Camagüey. “Ningún lugar es mejor para hacerlo”, aseguró López. “Este filme representa mucho para los camagüeyanos, quienes se llaman a sí mismos agramontinos”.

El periodo de preproducción del largometraje será extenso. “Tenemos mucho trabajo que hacer. Debemos entrenar jinetes, preparar a los actores para las escenas de combate, confeccionar el vestuario de época, el armamento y demás utilería”, apuntó el realizador.  

“Esta película pretende ser un espectáculo. La recreación de las batallas, por ejemplo, es uno de nuestros grandes retos. Agramonte participó en múltiples combates durante la guerra del 68 y su caballería era perfecta. Queremos lograr escenas convincentes y no es fácil reconstruir esos momentos de violencia”, agregó.

¿Por qué El Mayor para el cine, ante tantas figuras importantes de la historia de Cuba? A tal pregunta respondió el director:

“Agramonte es un personaje del romanticismo. Fue el hombre que escribió de puño y letra la primera constitución de Cuba. Es el abogado, el orador locuaz. Fue un gran guerrero y el líder de la región camagüeyana. Fue el esposo que escribió cartas apasionadas y protagonizó el amor paradigmático de la historia de Cuba. Sin dudas, es un personaje cinematográfico, con todos los atractivos para seducir al espectador. La película, entonces, intentará crear un paradigma, en especial para los jóvenes, pero también mostrará un héroe de carne y hueso, con sus contradicciones, conflictos e intimidades. Sin dudas, su entrega debe ser vocación para todos los cubanos”.