El rostro de una rebelde con causa

Noticia

Autores: 

Quién iba a decirle a aquella guajirita nacida en Caimanera (Guantánamo), que un día su rostro recorrería el mundo en un impactante primer plano captado para el cartel del filme Manuela (1965), de Humberto Solás. Se abrían así las puertas de la actuación para Adelaida López Legrá… para su público, simplemente, Adela Legrá.

Una vez descubierta por Solás, aquel diamante en bruto, aquella trabajadora agrícola y activista de la FMC, sin formación profesional como actriz, comenzaría a formarse en escena. A Manuela le siguieron títulos como Lucía (Humberto Solás, 1968) y Rancheador (Sergio Giral, 1976); hasta llegar a otros más recientes como Miel para Oshún y Barrio Cuba (Humberto Solás, 2001 y 2005). Todos ellos se sumarían a una extensa lista de trabajos, tanto para el cine como para la televisión cubana.

Hoy, esa mujer sencilla, esa belleza exótica, esa actriz temperamental, recibe un merecido homenaje en la misma pantalla que la vio nacer. Manuela, el rostro rebelde del cine cubano es el título del documental realizado por Manuel Jorge y producido por el ICAIC, que aguarda su próximo estreno en las salas de cine de nuestro país. Exhibido en Gibara, durante el Festival Internacional de Cine, acompañó una jornada de celebración donde Adela Legrá recibió —junto a otras importantes figuras del cine cubano— el Premio Lucía, creado este año por el actual Presidente del Festival, el actor Jorge Perugorría.

“Mi generación de cineastas, los que entramos a finales de los 70 y principios de los 80 al ICAIC, le debíamos un documental de la vida cinematográfica de Adela, quien marcó con su actuación natural un rostro imprescindible en la llamada década de oro del cine cubano”. Así, como una deuda saldada, define su director a este documental, que según él “marca los momentos más importantes de su vida, tanto artística como personal; es difícil reflejarlo todo en 40 minutos (…), pues son 40 años de vida artística”.

“La similitud que tiene con mis otros documentales es mi objetivo: rescatar figuras importantes que han sido cimiento en la formación de nuestra nacionalidad, en cualquier aspecto de la cultura cubana; y la diferencia radica en que es la primera figura del cine a la cual le dedico un documental (…) para que las generaciones presentes y futuras sepan quiénes han sido las personas que han contribuido con su arte a la formación de nuestras raíces culturales como nación”. De esta manera, el realizador Manuel Jorge deja plasmada su premisa de creación.

Luego de su premier oficial este documental formará parte de los estrenos nacionales, siempre acompañado del mencionado filme Manuela; aquel donde hizo su debut nuestra querida Adela Legrá y que inmortalizó esa imagen de mujer cubana, rebelde e incontenible, que marcó la iconografía del cine cubano de la época.

Merecido homenaje a una mujer indomable, en el set, en la pantalla y en la vida. Como la propia Adela declarara en una entrevista durante el pasado Festival de Gibara: “Soy, fui y seré rebelde (…). Yo siempre seré una rebelde con causa”.

Tomado de: Cartelera Cine y Video, No 143, septiembre de 2017.