Ediciones ICAIC en este Festival

Noticia

Nuevos títulos trajo Ediciones ICAIC a este Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano: ocho libros y el más reciente número de la revista Cine Cubano. La directora de la editorial, Mercy Ruiz, comentó durante la presentación, esta tarde en el C.C.C. ICAIC Fresa y Chocolate, que este ha sido un año muy feliz para el sello.

En el encuentro, al que acudieron cineastas, actores, actrices, intelectuales y personalidades de la cultura cubana, se presentaron los volúmenes Conversaciones al lado de Cinecittá, de Arturo Sotto; Rogelio París, nosotros, el cine, de Luciano Castillo; 1968: un año clave para el cine cubano, de Luciano Castillo y Mario Naito; y Con ojos de espectador. Críticas y ensayos de Eduardo Mantet, de Carlos Espinosa. Del sello ediciones Unión se presentó Tomás Gutiérrez Alea: Volver sobre mis pasos, selección epistolar de Mirtha Ibarra.

Sobre Rogelio París, nosotros, el cine, Mercy Ruiz comentó que el cineasta fue un gran profesor y que este es un libro imprescindible, didáctico. A esta rememoración del director de Nosotros, la música y otras obras que merecen ser revisitadas, se sumó la documentalista Gloria Rolando, quien reconoció entre los valores del libro el de reunir las voces de muchas personas que todavía están en el ICAIC.

“Este libro me dio más trabajo que los cuatro tomos de la Cronología del cine cubano”, bromeó Luciano Castillo y argumentó que fue muy difícil reunir todos los testimonios.

El joven crítico de cine Daniel Céspedes se hizo cargo de la presentación de 1968: un año clave para el cine cubano. Este libro se enfoca en tres clásicos del cine cubano estrenados hace cincuenta años: Aventuras de Juan Quinquin, Lucía y Memorias del subdesarrollo. Céspedes acotó que el volumen organiza información que suele encontrarse dispersa en periódicos y revistas, y resaltó también la cuidadosa edición de Alejandro Arango, el diseño de Ariel Barbat y el prólogo de Arturo Arango.

Conversaciones al lado de Cinecittá es una especie de edición ampliada de un volumen homónimo publicado hace unos años y al que ahora se le sumaron siete nuevas entrevistas. “A través de estos testimonios se recorre la historia de los sesenta años del ICAIC, y el libro es también un homenaje por este aniversario”, agregó Mercy Ruiz.

La edición crítica de Tomás Gutiérrez Alea: Volver sobre mis pasos rinde honores a este cineasta en su aniversario noventa. “En ella se podrá comprender mejor no solo el mundo de relaciones que estableció, sino también el convulso medio que le tocó vivir, y cómo lo asumió en años decisivos para el desarrollo del cine en Cuba”, se puede leer en la contraportada.

Este encuentro dio continuidad al efectuado el lunes, en el que se presentaron los volúmenes Miedo en el cine, de Enrique Pérez Díaz; Confluencias de los sentidos. Diseño sonoro en el cine cubano de ficción, de Dailey Fernández ; El cine latinoamericano del desencanto, de Justo Planas; y De cierta manera (Colección guion cubano), de Arturo Arango y Víctor Fowler.