Dosier homenaje a Tomás Gutiérrez Alea

Este año Tomás Gutiérrez Alea hubiese cumplido 90 años. Reconocido como uno de los más grandes cineastas cubanos de todos los tiempos, Titón, como todos lo nombran, dirigió a lo largo de su carrera algunas de las películas más emblemáticas del séptimo arte nacional. De fuertes principios y personalidad inquieta, este hombre fue además de un gran cineasta, un gran intelectual, y su visión e ideas quedaron reflejadas en su obra cinematográfica.

Sirva este dosier como homenaje a ese inigualable cineasta, quien una vez confesó:

“Si me dedico al cine, es sobre todo por satisfacer una necesidad de expresión y de comunicación, por una necesidad de establecer contacto con el mundo, no solo para disfrutarlo mejor sino para entenderlo mejor, para contribuir a que otros Io entiendan y lo disfruten ―hasta donde la historia nos lo permite―”.          


No siempre fui cineasta
Tomás Gutiérrez Alea
Durante mucho tiempo, cada vez que me preguntaban cuál era mi profesión, me daba vergüenza decir “director de cine” pues eso era algo que no existía en nuestro país. (Leer más)


Tomás Gutiérrez Alea: entrevista filmada. Entre Fresa y chocolate
Rebeca Chávez
En todas mis películas, pienso yo, hay rasgos comunes, continuidad, algo que permite comprender que están hechas por una misma persona. (Leer más)


Tomás Gutiérrez Alea: un ejercicio para la memoria
Pedro Gutiérrez
Titón era un hombre excepcionalmente riguroso con todos los elementos que conforman una puesta en escena. (Leer más)


Titón: artista-ciudadano
Reynaldo González
Su obra fue reflejo intenso de su personalidad y de su tiempo, hecha con tan sagaz entrega como criticismo de creador irreductible. (Leer más)


Rushes de Titón
Roberto Fernández Retamar
Conmovido, pero sin sorpresa, leí, en la que acaso fue la última entrevista que el gran creador rebelde que fue Titón concedió, estas palabras suyas: “Sigo creyendo en lo que he creído toda mi vida”. (Leer más)


Titón de cuerpo entero
Arturo Arango
La obra del Tomás Gutiérrez Alea cineasta, sin embargo, nos puede haber ocultado que, más que un gran director de cine, fue un gran intelectual. (Leer más)