Thelma & Louise

De Malta a Estados Unidos

Sáb, 21/11/2020 - 08:00

La revista cinematográfica Arte 7 exhibirá este domingo 22 de noviembre dos películas con escenarios muy diferentes: Encuentro en Malta y Thelma & Louise. El primero constituye una coproducción entre Australia y Malta y fue dirigido por Julián Galea en 2019. Mientras que el segundo le invita a recorrer Utah (EE. UU.) a través del lente del gran Ridley Scott.

En el drama romántico Encuentro en Malta, sus protagonistas Annalisa y Vincent, quienes antaño se enamoraron y vivían juntos en ese archipiélago europeo, se reencuentran y la pasión se reaviva entre ambos. Así, descubren una verdad que les obligará a afrontar el pasado, el presente y el complicado futuro que podrían tener.

Está claro, además, por la manera en que fueron descritos los personajes de Annalisa (Ariadna Cabrol) y Vincent (Greg Audino), que el propio Galea (también guionista y actor del largometraje en cuestión) se basó en una relación personal o conocida. Y es que en dicha cinta se percibe cierta vibra de ilusión, como si el cineasta hubiese escrito una carta de amor para alguien de quien no conoce su paradero y su única forma de expresarlo es a través de la película.

Entonces, si quiere ver a una expareja buscar la comprensión de por qué terminó su romance, Encuentro en Malta le resultará ideal.

Por otra parte, Thelma & Louise fue realizada por 1991 y contó con las espectaculares Susan Sarandon y Geena Davis, además de otros conocidos actores como Harvey Keitel y Brad Pitt.

En dicho drama estadounidense, dos mujeres deciden viajar juntas para alejarse de la rutina de sus vidas llenas de frustraciones. Sin embargo, la escapada que prometía ser divertida y, sobre todo liberadora, acaba siendo una experiencia cargada de episodios dramáticos.

Thelma & Louise, en resumen, es una buena película, agresiva, dura, sostenida en gran medida por una insuperable Sarandon y la innegable habilidad de su director para otorgar a sus filmes un atractivo look.

La misma fue proyectada, fuera de competencia, en Cannes y obtuvo un Óscar al mejor guion original para Callie Khouri, así como otras muchas nominaciones al máximo reconocimiento de la Academia.