Daniel Céspedes
COLUMNA
Daniel Céspedes
EICTV

Del guion a la edición

Jue, 11/05/2020

De los talleres online convocados por la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV), específicamente por la Cátedra de Edición, merece considerarse “Montaje y estructura dramática”.

Concebido dos días a la semana (martes y viernes) desde el 24 de noviembre hasta el 18 de diciembre, el taller se impartirá por el editor y director argentino Miguel Pérez, quien posee una trayectoria en el campo de la realización y la enseñanza. El trabajo de Pérez está avalado por sus colaboraciones con los cineastas Adolfo Aristarain, Sergio Renán, María Luisa Bemberg y Marcelo Piñeyro y antes, por sus años de estudio de una técnica que también es estética. En la actualidad el reconocido profesor se desempeña como jefe de Cátedra de Edición de la EICTV junto con César Custodio.

Se habla de visión de conjunto, la cual es aquella que le permite al espectador enterarse no solo de por qué se emplean determinados códigos cinematográficos, sino cómo, qué significados asocian. Para ello es preciso venir de antemano con un saber abarcador o, al menos, con ansias de comprender un contexto abierto a múltiples posibilidades. Estas pudieran efectuarse si el creador cinematográfico en ciernes se rige por un guion, aunque sepa que después en la edición algunos criterios cambien.

De ahí que en la convocatoria de “Montaje y estructura dramática” se tenga a bien apuntar: “(…) el dictado de esta materia asume la iniciación del alumno en lo que concierne a la estructura dramático-narrativa que debe tener cualquier producto audiovisual que aspire a comunicar al espectador una mirada y una posición convincentes respecto del Mundo y el Hombre y sus problemas existenciales”.

Miguel Pérez ha apostado siempre por recordar lo que significa el cine para las demás artes y viceversa. Pero más que seguir los criterios de Ricciotto Canudo o Susan Sontag, lo suyo parte de su experiencia profesional con la imagen en movimiento. No en balde principia la convocatoria del importante taller online en los siguientes términos:

La formación de un cineasta no se agota en el aprendizaje del lenguaje audiovisual, enriquecido con nociones propias de un artista plástico, de un músico, de un regisseur. Supone también asomarse al mundo de la Literatura, de la Dramaturgia, del Pensamiento, para encontrar modelos, criterios y estímulos que lo ayuden en esa construcción del discurso fílmico.

Los vínculos entre ficción y documental desde qué es una estructura dramática, pasando por tipos de conflictos y niveles, tipos de protagonistas y antagonistas: parte de una persona, personas, grupo de personas, antinomia de valor -disvalor…, hasta llegar al orden dramático contrapuesto al real serán algunos de los asuntos a atender en este taller.

Para descargar la convocatoria se puede acceder al siguiente link: http://media.eictv.org/Talleres-online/2020/19.-Montaje_Estructura_Dramatica.pdf

Algunos de los consejos del profesor y realizador pueden consultarse en una extensa pero amena entrevista realizada por EDAeditores en el año 2014, de la que vale extraer el siguiente fragmento:

En relación con el documental, la situación varía a veces en la medida en que hay muchísimos directores que se mandan a hacer un documental sin tener un guion previo. Yo creo que es un gravísimo pecado, porque no tener un guion previo es no saber qué vas a contar, e implica depender del material que la realidad te ofrece para que tengas tu película. Lo importante es saber qué quiero contar. Entonces hay un proceso de investigación que tiene que hacerse en un documental, que algunos no lo hacen y confunden la filmación de documental con la investigación. Cuando eso no se da, nosotros tenemos más espacio, precisamente, como responsables de la estructura. En esos casos, mi método es organizar el material temáticamente. Veo el material para decir: “Bueno, cuáles son los temas que estamos manejando acá”. Y a partir de ahí yo empiezo a trabajar una fantasía de estructura. Cuando uno tiene los temas o los conflictos más o menos claros, puede organizarlos en función de un conflicto central y ver cómo va a funcionar el resto, como un conflicto subsidiario del central, por ejemplo. U organizarlos directamente para hacer una elección con la que digas: “Bueno, para esta película necesito esto, esto y esto, y el resto está de más”. Para mí, esa etapa es fundamental. A partir de ahí yo empiezo a trabajar. Muchas veces me pasa que me traen una película ya compaginada y quieren retocarla, rehacerla, buscarle otra forma1.

Nota: Entrevista con Miguel Pérez (SAE), recuperado de https://novedades.edaeditores.org/entrevista-con-miguel-perez/ (consultado el 3 de noviembre de 2020).