Jann

Mirar con ojo crítico

Vie, 15/01/2021 - 08:30

El futuro es incierto hoy día para los amantes del cine a nivel mundial. Pero contar con jóvenes como el director de Comunicación de la Cinemateca de Cuba, Jann Naranjo González, brinda esperanzas y confianza en que el séptimo arte no se extinguirá pese a la pandemia y las nuevas formas de consumo audiovisual.

Y es que Jann quiere hacer un montón de cosas, dar a conocer más la labor de la Cinemateca y, por encima de todo, lograr que las personas conozcan más sobre esta institución y se acerquen a la misma para informarse sobre las cintas en blanco y negro, esas que todavía nos enseñan y entretienen por su vigencia y calidad.

2020: un año bien complejo

“Nuestra Cinemateca tuvo un año bien complejo en 2020, además de por mudarnos desde el ICAIC hasta esta nueva sede (11 e/ 2 y 4, Vedado), por la situación provocada por la COVID-19, una pandemia que todavía nos sigue afectando”, aseguró el joven especialista.

“Durante el confinamiento trabajamos en dejar lista lo antes posible esta casa, la cual inauguramos el pasado 20 de octubre con la presencia del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez”.

“Asimismo, comenzamos la programación cuando se reabrieron las salas de cine, con un homenaje al mítico actor japonés Toshirō Mifune, en el aniversario de su centenario. Dicho tributo estaba pensado para comienzos de 2020, pero se atrasó por el coronavirus”, explicó.

“Celebramos también la Quincena de Cine Francés Contemporáneo, un evento que gusta mucho entre los espectadores cubanos por el tipo de películas que propone y sus directores. Entonces, exhibimos títulos novedosos, de nuevos cineastas”.

“Por otra parte, la Cinemateca reconoció al gran compositor y director de orquesta italiano Ennio Morricone, quien aportó la música a un montón de filmes clásicos y falleció, desafortunadamente, en el año que acaba de culminar”.

“Durante la primera ‘dosis’ del 42 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano presentamos el cuarto tomo de la Bitácora del cine cubano. Y también en diciembre tuvimos una presentación especial por los 125 años del cinematógrafo con la película En mi casa mando yo (1968), un clásico del cine argentino que llegó a nuestro público en una copia restaurada en HD”, señaló González.

2021: sin prisa, pero sin pausa

Según el especialista, el nuevo año arrancó con una programación muy variada: “Contiene una ojeada al séptimo arte cubano y el ciclo ‘Los cineastas proponen’, a partir del cual los realizadores invitan a ver cinco películas que son insertadas en nuestra planificación cinematográfica. Pero nos hemos visto obligados a posponer todo lo anterior debido al nuevo brote de la pandemia que afecta, hoy día, a todo el país”.

“La prioridad es cuidarnos, por encima de todo, para que nuestros especialistas puedan continuar su trabajo(aunque los cines estén cerrados) de investigación y procesando información sobre cine cubano para archivarla y así contribuir a la formación de críticos de cine, estudiantes y de la población en general”, aseguró.

“Además, la Cinemateca en conjunto con el proyecto CartelOn inaugurará este viernes 15 de enero, de manera virtual, la exposición Carteles vs. COVID, una iniciativa genial que tuvieron muchos de nuestros creativos de rediseñar con ese humor que nos distingue a los cubanos muchos de los carteles antológicos de nuestros filmes”.

Pasión por el cine

“Desde niño estuve relacionado con el mundo del cine, algo que me apasiona ―confesó Jann―. Todos mis trabajos han tenido que ver con este arte. Empecé en la EICTV de San Antonio de los Baños, luego en la Casa del Festival y ahora acá: en la Cinemateca de Cuba”.

“Por lo tanto, trabajar desde cero, desde esta casa que perteneciera a Alfredo Guevara, y conocer mucho más acerca de Héctor García Mesa, el primer director de la Cinemateca, ha sido un verdadero regalo”.

“Igualmente, ha sido un placer trabajar codo a codo con nuestro actual director, Luciano Castillo, quien es un hombre brillante y a quien le estoy muy agradecido ― apuntó el joven―. Siempre quise trabajar aquí, para aprender a mirar con ojo crítico”.

(Foto del autor)