Homenaje a Bernabé

Volver al cine de Bernabé Hernández

Jue, 11/25/2021

Menos conocido que otros de sus contemporáneos, Bernabé Hernández es autor de una amplia obra documental, compuesta por más de 60 filmes desde 1962 hasta 2005, en la que abundan producciones de carácter histórico, biográfico, etnográfico, antropológico y reportajes de actualidad, con prioridad a los temas históricos y la revalorización de figuras y expresiones de la cultura cubana, como la música y la pintura.

Nacido en Cabaiguán, provincia Las Villas, actualmente Sancti Spíritus, el 20 de agosto de 1938, Bernabé Hernández trabajó como contador público hasta que, ya en La Habana, se inició en el Departamento de Documentales Científico-Populares del ICAIC como asistente de dirección y productor. Integró, así, la primera generación de creadores formados directamente en el Instituto, con la influencia, reconocida por él mismo, de Santiago Álvarez y del danés Theodor Christensen, quien filmó en Cuba Ellas (1964).

Para la Enciclopedia Popular, cuyo carácter didáctico no le impidió altas notas creativas ―como a otros realizadores de la época, entre ellos, Nicolás Guillén Landrián―, Bernabé realizó muchos de sus primeros trabajos, como Rabindranath Tagore, dedicado al importante poeta hindú, junto a Héctor Veitía, en 1962; Cerámica, un recorrido por esta manifestación desde las expresiones aborígenes, la colonia y hasta ese momento; Festival de música popular, Pintura cubana, El barroco cubano, En provincia, Superstición, Escuela de arte, Los estudiantes y el trabajo agrícola, entre otros.

En 1965 dirige Sobre Luis Gómez, retrato de un poeta repentista campesino, considerado un clásico de la documentalística cubana. Dos filmes de Manuel Octavio Gómez cuentan con su trabajo: Tulipa (1967) y Los días del agua (guion, 1971). Mientras que su documental 1868-1968, a propósito de los 100 años de lucha independentista del pueblo cubano, gana en 1970 el Dragón de Plata en el Festival de Cracovia, en Polonia. En 1977, en el Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Leipzig, Alemania, Bernabé obtiene el premio especial del jurado con Che Comandante, amigo, audiovisual basado en un poema de Nicolás Guillén.

Los temas que le interesaban ―la cultura cubana, la historia nacional, los acontecimientos sociales y políticos más inmediatos― estarían presentes en los siguientes documentales realizados en la década de 1970: Color de Cuba, Salón de mayo, Homenaje a la guitarra, Nombrar las cosas, Víctor Manuel, El hurón azul, Sobre la canción política, Libertad para los uruguayos, Al final de tan corto camino, Angola construye, VI Festival Internacional de Ballet, Algo más que el mar de los piratas

En los años ochenta Bernabé dirigió, entre otros, Maritza y Suazo, Cienfuegos, zona de desarrollo industrial, El camino del exilio, Justo Vega, La infancia de Abilio, Miguel Mármol, Roque Dalton, América Latina en dos tiempos, Carnaval, Simón Bolívar, Manzanillo, ¿Latin jazz o música cubana?, Pensar, actuar y crear, Ciclones, Raúl Martínez, La Habana de Alejo Carpentier… Todos ellos, testimonios valiosísimos no solo de figuras de la cultura, el deporte o la política, sino miradas a la cotidianidad social de un país en constante ebullición, en los que la mirada del director atrapó momentos, circunstancias, esencias, matices…

Poco después con Douglas y Jorge (Premio Caracol de la UNEAC) y La infancia de Iván, dedicados a la niñez en Nicaragua, recibe menciones especiales en el festival de La Habana (1979), mientras que el último es seleccionado por el festival de Oberhausen, Alemania.

Con Lourdes Medina (1992), dedicado a una de las gimnastas más galardonadas en Cuba poco antes de retirarse como atleta, Bernabé Hernández se retira de la vida profesional hasta 2005, cuando con Tamara Castellanos dirige el documental Un oficio curioso, sobre la cotidianidad de Julián, un anciano que, como muchos otros, todos los días se levanta temprano a comprar el periódico y luego revenderlo. Tamara le dedicaría, con la intensión de rescatar una figura importante de nuestro cine no tan reconocida como otros realizadores, el documental Bernabé Hernández: perdidos en el tiempo.

Sobre Bernabé, Raúl Rodríguez, Premio Nacional de Cine en 2017, expresó: “Íbamos todos los días juntos al cine. A muy temprana edad ya conocía el neorrealismo italiano y a grandes directores de la cinematografía norteamericana. Adoraba la película Nido de ratas, dirigida por el griego-estadounidense Elia Kazan”1. Mientras para Livio Delgado, quien trabajó con él en Sobre Luis Gómez, obra que destaca por el uso de la foto fija: “Era un animal del cine, un gran director con el que se podía trabajar y divertirse”2.

A Bernabé Hernández le fue concebida la Distinción Por la Cultura Nacional en su primera edición por su fecunda y variada obra cinematográfica, y su cine ha sido conocido y revisitado por las más jóvenes promociones de realizadores. Autor de una valiosa y amplia obra, falleció, hace diez años, el 25 de noviembre de 2011, en La Habana.

Referencias bibliográficas:

1 Quiroga, M. (5 de abril de 2017). Bernabé Hernández: un gran hombre del cine cubano. Ministerio de Cultura. Recuperado de https://ministeriodecultura.gob.cu/es/actualidad/noticias/bernabéhernández-un-gran-hombre-del-cine-cubano

2 Ibídem

(Foto: tomada de La Jiribilla)