Presentación especial de Volverán los abrazos

Volverán los abrazos, la vida sin pandemia

Lun, 10/18/2021

El documental Volverán los abrazos, producido por el ICAIC, con la dirección de los realizadores Jonal Cosculluela y Maritza Ceballos estremece desde el comienzo. Como espectadora lo confirmo, porque es un audiovisual sobre la Covid-19 en Cuba y cualquiera iniciativa de este tipo dispara las alarmas, al tratarse de un tema sensible y complejo de abordar.

El resultado ha sido satisfactorio, gracias a la línea argumental dedicada a narrar los inicios de la pandemia en el país y su avance con los meses.

Estrenado este 15 de octubre en el cine Chaplin de La Habana, el material impacta por la veracidad de sus testimonios, la calidad de las entrevistas y también por ofrecer un recorrido visual, en específico en La Habana, sobre la permanencia y desarrollo de la pandemia.

Para aquellas personas con poca percepción de riesgo y para la población en general, Volverán los abrazos es una obra necesaria de ver. Tiene la capacidad de ofrecer una visión completa y sensible del tránsito de la enfermedad y sus diferentes aristas, como los casos de los pacientes hospitalizados, el desempeño del personal médico, la necesaria higienización de las manos y el cuerpo, entre otras cuestiones.

Volverán los abrazos muestra además la vida en las calles, las largas colas, el transporte urbano con abundancia de personal. En otras palabras, los duros y complejos meses que hemos pasado los cubanos. No es su objetivo fundamental retratar esos eventos, pero brinda una panorámica de quiénes hemos sido en el período de confinamiento social.

La pesquisa de los estudiantes de medicina, el día a día del doctor Francisco Durán informando sobre el estado del Covid-19 en Cuba, las ambulancias llegando al hospital, así como las medidas para evitar el contagio son algunas de las realidades bien logradas que se muestran.

Frases como “no sabía si me iban a devolver a ver a mi hija o no”, “estoy orgullosa de mi hijo”, se escuchan decir a las madres de médicos y personal de salud, que también han sufrido mucho, al ver a lo más preciado de sus vidas marchar hacia la zona roja.

Grabado en su mayoría, en la primera etapa de la pandemia, Volverán los abrazos ofrece variedad de declaraciones que permiten una mirada plural sobre la gravedad del actual coronavirus y su impacto en las diferentes esferas de la sociedad. Uno de los grandes aciertos del material es encender, como una especie de interruptor, los estados de conciencia sobre el cuidado y la autoprotección, en ocasiones, un poco olvidados por tantos meses de convivencia con la Covid-19.

Aún transitamos por una etapa donde el afecto tiene que ser a distancia, la vida social igual debe ser con precaución y los saludos darse desde la lejanía y la cautela. Aún así, un pensamiento no se quita de la mente humana y es el deseo absoluto de que regresar a los abrazos, al disfrute total antes de la angustia de los días pasados y el presente. La Covid-19 no ha podido quitarnos la esperanza de un mundo libre de pandemia.