El precio de la autenticidad

Noticia

Por Frank Padrón

La pareja que integran George y Ben -un profesor de música y un pintor aficionado- decide acogerse al matrimonio gay una vez legalizado este en 2011, pero el primero, quien da clases en un colegio católico, pierde su empleo, y como su cónyuge (mayor que él) no trabaja, se ven obligados a vender el apartamento que comparten en Chelsea. Amigos o parientes los acogen, pero ello crea las fricciones e incomodidades que, para huéspedes o anfitriones, implica perder la privacidad.

En Loveisstranger (2014), filme al que pertenece dicha historia, se habla entonces acerca de lo que cuestan en la vida ciertas decisiones, del precio que implica mantener una actitud consecuente con lo que se piensa y siente; a Ben y George los prejuicios los separan aunque no logren menguar en lo absoluto su amor.

El director y coguionista Ira Sachs ha conseguido armar una obra llena de sutilezas y subtextos, donde también afloran los roces intergeneracionales y afectivos, las distintas proyecciones de la(s) familia(s) así como las relaciones de pareja y la importancia de los espacios personales. Es una película que no descuella precisamente por una narración limpia, al detenerse mucho en ciertos puntos de la historia y apresurar otros, como por ejemplo, la abrupta elipsis que constituye el desenlace.

Por otra parte, la mirada comprensiva y llena de simpatía hacia los protagonistas de su cinta, admirables por su actitud audaz y contracorriente, no oculta cierta ambigüedad al presentar el personaje del adolescente hijo del sobrino que acoge a Ben, quien al principio parece mostrar cierta confusión en torno a su sexualidad, sobre todo en relación con un amigo y colega de escuela; al final, la decisión meridiana acerca de su verdadera orientación –definitivamente hetero-, reflejada mediante una luminosa panorámica donde el muchacho se desplaza feliz con una posible novia, parece significar una actitud cuando menos contradictoria por parte del realizador Ira Sachs. Es como si este nos recordara: “menos mal que no resultó gay, por lo cual se ha librado de no pocos contratiempos”, en lo cual puede advertirse una ética dudosa teniendo en cuenta los presupuestos conceptuales del filme.

De cualquier manera, Love…permite reflexiones y discusiones acerca de los aspectos que aborda, además de regalarnos una sugerente música donde sobresalen líricos pasajes de piano, y actuaciones de primer nivel en los desempeños de John Lithgow, Alfred Molina, Marisa Tomei, Darren Burrows y un elenco tan amplio como bien elegido.

Tomado de: Cartelera Cine y Video, Abril de 2014.