Cantores de Cienfuegos: La voz cubana de aniversario

Cuando hay flores amarrillas en los árboles del parque José Martí el coro Cantores de Cienfuegos está de aniversario. Un paralelismo que nos ubica en medio de dos regalos que no siempre se tienen, como las alas de una ciudad que palpita diferente en la Isla diferente. Para ese tiempo de aniversario un programa concierto sale a la luz, y la gente aplaude de pie, con la pasión acumulada en ese acto de gratitud.

El coronavirus es también el virus de las agrupaciones corales, un suceso que les obliga a reinventarse de la mano de las nuevas tecnologías, sin perder de vista que cantar sigue siendo un arte que tiene sentido en la cercanía entre intérpretes y públicos. “Cantores de Cienfuegos” lo sabe, y con esa perspectiva acude a las redes sociales.

“Nuestro instrumento es la voz, y para nosotros resulta esencial cantar en conjunto, porque la música de cámara se hace así (…) La tecnología ha sido una aliada y en esta parte hemos crecido mucho desde el plano individual y colectivo. Tuvimos que rediseñar nuestros sistemas de ensayos desde las plataformas digitales.  Nunca antes habíamos trabajado de una manera tan personalizada; los músicos se preocupan más por su voz, por su técnica vocal (…) A mí me ha hecho incursionar en las redes sociales, algo que no  ha sido mi fuerte, ya llegamos a más de mil 200 seguidores en Facebook”, dijo Honey Moreira, directora del emblemático grupo coral, el cual cumplió 59 años de creado el pasado mes de marzo.

Aun cuando los coralistas siguen en activo, ya no pueden socializar como antes en las entradas y salidas de los ensayos. Ya no cantan como una piña, cerquita físicamente unos de otros, y tampoco su voz suena igual a través de la mascarilla. Todas esas realidades fueron obviadas por los de Cienfuegos, y en un programa concierto online desterraron las variables colgadas a una pandemia.

Un repertorio con variedad de estilos caracterizó los más de 18 minutos de música coral en vivo, que hizo coincidir en el ciberespacio a su público cubano e internacional. Temas icónicos en el pentagrama cubano como Luna CienfuegueraLos tamalitos de Olga y El baile del buey cansa’o  fueron interpretados desde libertades dramatúrgicas para disfrute total de quienes aplaudían a través de emojis y likes virtuales.

“La Covid-19 nos hizo pensar en el futuro y ponernos en marcha (…) la tecnología ayuda, pero lo importante es que dialogue bien con el hecho artístico y nos sirva como recurso potenciador de nuestro mensaje y acción musical (…) Durante esta etapa hemos participado en eventos online como un Festival Internacional en Argentina y otros importantes en Cuba como el Festival Santa Clara Canta y A Tempo con Caturla”, agregó Moreira.

Está claro que la hibridación entre lo presencial y lo online está encima de la mesa para los músicos del siglo XXI, vivir en esas dos aguas es replantarse una vida entera. Sin embargo, el lucimiento de “Cantores de Cienfuegos” en su concierto último muestra que todo puede ser posible cuando la bomba creativa florece una y otra vez, como los árboles del Parque José Martí, tan amarrillos y únicos.

La música de este colectivo siempre salva, y en este tiempo no habrá excepciones; su luz viene al día a día, sin eclipses de mayo a mayo. Ellos vienen con todo para cantarnos.
(Tomado de 5 de Septiembre)

60 años de Palabras a los intelectuales

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua